Corriente eléctrica


Definimos la intensidad de corriente \(I\)I, como el flujo de cargas por unidad de tiempo que atraviesan un área transversal:

\(I=\frac{\Delta Q}{\Delta t}\)

Las unidades en el sistema internacional son Coulombs/segundos = amperes (A).


¿Qué se necesita para que en un conductor se produzca una corriente eléctrica?

  • Un conductor metálico con sus electrones libres moviéndose  de  forma  aleatoria, el número de electrones que lo cruzan en una y  otra dirección es el mismo.

  • Cuando se tiene un campo eléctrico en el conductor, aparece una  fuerza  sobre  los  electrones  que  les  comunica  un  movimiento en  la dirección del campo pero en sentido opuesto. 

  • Para que la corriente eléctrica se mantenga durante un intervalo de tiempo  apreciable  necesitamos  un generador eléctrico que mantenga la diferencia de potencial. Por ejemplo una pila.


En conclusión, para tener una corriente eléctrica en un conductor se requiere que haya un  campo eléctrico; éste es producido por una diferencia de potencial; éste, a su vez es mantenido por un generador eléctrico.

Por convención, se considera la dirección de la corriente como la opuesta al flujo de electrones.

Existen dos diferentes tipos de corriente:

 

a) CORRIENTE CONTINUA: Es aquella que no varía con el tiempo, ni de magnitud ni de sentido. Se puede obtener por medio de métodos químicos, como lo hacen las pilas y baterías, por métodos mecánicos como lo hace una dinamo, o por otros métodos, fotovoltaico, par térmico, etc.

b) CORRIENTE ALTERNA: Es la corriente que varía con el tiempo de magnitud y de sentido, alcanzando un máximo positivo y a continuación desciende para alcanzar un máximo negativo, repitiéndose este patrón de forma continua. Se puede obtener por métodos mecánicos como lo hace un alternador, o por conversión de la corriente continua en alterna, con un transformador. Como ejemplo, la que tenemos en los enchufes de nuestras casas es senoidal de frecuencia 60 Hz.

¿Cómo se transporta la electricidad?


Generalmente los recursos de energía: las hidroeléctricas, termoeléctricas, campos eólicos, etc. se encuentran en la mayoría de los casos a grandes distancias de los lugares donde se requiere su uso: casas, escuelas, hospitales, industrias, comercio, y otros. Por ello, es necesario transportar la electricidad desde donde se produce hasta donde se utiliza. 

La manera en que se ha resuelto el problema es mediante la construcción de líneas de transmisión de alto voltaje.